La vulnerabilidad de España ante el bajo nivel de ciberseguridad

Las pequeñas y medianas empresas son un sector estratégico, pero también son las que muestran signos de mayor debilidad en ciberseguridad en España.


Hombre en una computadora

El año 2020 pasará a la historia no solo por la crisis sanitaria global, también por una digitalización forzosa llevada a cabo en tiempo récord y los problemas de ciberseguridad en España.


Establecía además que uno de los ataques más frecuentes que empresas y demás organizaciones han sufrido es el ransomware, probablemente por la rentabilidad que aún les ofrece a los delincuentes y los producidos sistemas de acceso remoto. Se espera que estos incidentes de ciberseguridad en España crezcan a la par que el aumento de la conectividad estimulada por la transición hacia el mundo 5G.


#Emotet es una red de bots, es decir una red de equipos informáticos que han sido infectados y que a través de un software malicioso permite que los delincuentes los controlen de manera remota. Esta botnet ha sido considerada uno de los troyanos más peligrosos, y aunque fue neutralizada en 2021, ha vuelto a activarse. El resurgir de este troyano ha aprovechado, en muchos casos, una de las vulnerabilidades que desde hace años se soluciona con un parche.


Si bien la mayoría de los ataques se dirigen específicamente a las empresas y sus cadenas de suministro, las tendencias actuales sugieren que los delincuentes ahora se dirigen a los sistemas de IoT. No cabe duda de que las nuevas tecnologías no solo seguirán existiendo, sino que facilitarán diversas tareas, mejorarán los procesos operativos y reducirán costos. Sin embargo, representan otra ruta hacia el riesgo cibernético, desde el dispositivo más pequeño e inocente, como una cámara de vigilancia para bebes, hasta un sistema de gestión logística o servicios sanitarios en remoto, todos ellos pueden servir para causar daños a través de brechas de datos o daños físicos.


Estos dispositivos en ocasiones vienen de serie con configuraciones deficientes en seguridad, con contraseñas débiles o, incluso, sin ellas. Por otra parte, sus actualizaciones son escasas y un sector importante de los usuarios no está familiarizado con los peligros, las pequeñas y medianas empresas son un sector estratégico, pero también son las que muestran signos de mayor debilidad en ciberseguridad en España.


El 60% de las pymes afectadas por un ciberataque desaparecieron en menos de 6 meses desde el incidente, con un coste medio de 35.000€ por ataque. Phishing, ransomware, spam, distribución de malware o ataques a escritorios remotos son algunos de los riesgos más comunes. En lo que a estas empresas se refiere, una de las políticas más efectivas que pueden tener es un proveedor de referencia que contrate a expertos en ciberseguridad. Su enfoque es prevenir, detectar y responder a las amenazas para reducir los ataques, proteger sus servicios digitales y mantener su negocio enfocado.


Proteger las actividades de la empresa no ayudará si la empresa no adopta rutinas saludables para el equipo, como actualizar frecuentemente el sistema operativo, instalar parches de seguridad a medida que surgen o capacitar a los empleados. Procedimientos simples para ayudar a prevenir desastres.




Referencias y Créditos:

Redacción prnoticias. (2022, 31 de agosto). El bajo nivel de ciberseguridad en España lo sitúa como un país vulnerable. PR Noticias. https://prnoticias.com/2022/08/31/el-bajo-nivel-de-ciberseguridad-en-espana-lo-situa-como-un-pais-vulnerable/

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo