Los negocios de futuro de Apple

La tecnológica prepara su desembarco en la industria del automóvil con un coche eléctrico auto pilotado. Pese al hermetismo de la compañía, su proyecto es un secreto a voces.


Automóvil hibrído con logo de Apple

El iPhone con ruedas


Así se interpreta que la tecnológica acabe de contratar a un alto directivo de Lamborghini, según adelantó hace dos semanas Bloomberg. Se trata de Luigi Taraborrelli, que durante las dos últimas décadas ha sido responsable de los chasis y aerodinámica de los modelos desarrollados por la marca italiana. El salto a este nuevo sector se suma a otras sorpresas que prepara la empresa de Cupertino.


Su apuesta por la salud es también cada vez más fuerte y tiene muy avanzadas unas gafas de realidad mixta con las que quiere irrumpir en el metaverso. Apple está decidida a ser algo más que la marca de los iPhone, iPad e iMac.


El de Taraborrelli no es el único fichaje que ha realizado la compañía en la industria automotriz. Apple se hizo a principios de año con los servicios de un veterano directivo de Ford, a quien le encomendó supervisar la seguridad de los vehículos. En 2021 enroló a Ulrich Kranz, antiguo responsable de los coches eléctricos de BMW, y Stuart Bowers, director de los sistemas de auto pilotaje de Tesla.


De acuerdo con fuentes citadas por Bloomberg, el proyecto de Apple cuenta ya con centenares de ingenieros procedentes de Mercedes, Volvo, Aston Martin, McLaren, Porsche o Waymo, la marca de coches autónomos de Alphabet, matriz de Google. Preguntada por EL PAÍS sobre las recientes contrataciones, una portavoz de la compañía resalta que tienen por norma no hacer comentarios de fichajes más allá de los que se sientan en el Comité Ejecutivo y que no tiene nada que compartir respecto al proyecto Apple Car, que califica como “rumor”.


¿Por qué querría Apple entrar en el negocio de la automoción?


Una de las respuestas es que el coche es el último entorno que queda por digitalizar. Y, si la promesa de la conducción autónoma se acaba cumpliendo, el peso de la inteligencia artificial en los coches será cada vez mayor. Los vehículos son ordenadores con ruedas. El emprendedor indo-canadiense Salim Ismail, uno de los fundadores de la Singularity University, se refiere de hecho a los coches como “un soporte de aplicaciones con ruedas”. Y eso es lo que fabrica Apple: dispositivos en los que usar sus apps.


Un médico en la pulsera


La salud es otro de los campos que Apple viene sembrando desde hace casi una década en busca de futuros negocios. El lanzamiento de la app Salud en 2014 y, sobre todo, del Apple Watch en 2015 abrieron un nuevo terreno de procesamiento y recolección de datos hasta entonces virgen para la compañía.


El reloj inteligente de la firma de la manzana cuenta con varios sensores que realizan periódicamente mediciones como la frecuencia cardíaca o, desde que asomó la Covid-19, el nivel de oxígeno en sangre. También puede estimar las horas de sueño, energía consumida o actividad física realizada.


Los ingenieros de #Apple trabajan en el desarrollo de sensores para que el reloj sea capaz de realizar mediciones sobre otras constantes vitales, como la temperatura corporal, los niveles de glucosa en sangre o la presión arterial.




Referencias y Créditos:

Pascal, M. (s. f.). Coches, salud y metaverso, los negocios de futuro de Apple. El País. https://elpais.com/tecnologia/2022-08-12/coches-salud-y-metaverso-los-negocios-de-futuro-de-apple.html

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo