top of page

Elk Cloner el primer virus de la historia

En un hogar de la ciudad de Pittsburg, en el estado de Pensilvania de los Estados Unidos, un joven de 15 años de edad recibió de regalo de cumpleaños una computadora Apple II, que fue la primera computadora personal que la empresa Apple Computer produjo de manera masiva en el año de 1977.


Richard Skrenta

Cinco años después, Richard Skrenta recibía este ordenador en la cual pasaba largas horas jugando diversos juegos que conseguía con sus amigos. Después de volverse un experto en los juegos, Richard comenzó a introducirse en los lenguajes computacionales con el que habían sido hechos los juegos y pensó en hacerles una broma a sus amigos, por lo que se puso a crear un extenso programa de 400 líneas que pasaría a la historia como el primer virus informático de la historia, al tener una expansión real y que no fue creado como un concepto de laboratorio.


Es importante mencionar que un virus informático es una aplicación o un código malintencionado que se emplea para ejecutar actividades destructivas en un dispositivo o red local.

La actividad malintencionada de este código puede dañar el sistema local de archivos, robar datos, interrumpir servicios, descargar más malware o cualquier otra acción que esté codificada en el programa. Muchos virus simulan ser programas legítimos para convencer a los usuarios de que los ejecuten en su dispositivo, insertando así la carga útil del virus.


Un virus informático, es como un virus de gripe, ya está diseñado para propagarse de un maquina a otra y tiene la habilidad de replicarse de forma similar, al igual que los virus, no pueden reproducirse sin una célula que los albergue. Los virus informáticos no pueden reproducirse ni propagarse sin programar, por ejemplo, un archivo o un documento.


Skrenta les compartía a sus amigos los juegos por medio de disquetes a los cuales les había agregado el “Elk Cloner” que estaba escondido en el programa en donde había sido hecho el juego. En cuanto el amigo introducía el juego y le ordenaba a su máquina que lo ejecutara para jugarlo, de forma automática se activaba Elk Cloner. Este no afectaba al uso cotidiano del ordenador, solamente se ponía a contar cuantas veces se ejecutaba el juego y una vez que alcanzara las 50 ejecuciones, se activaba el virus, el cual en lugar de mostrar el juego, se visualizaba en la pantalla un mensaje gracioso, que en muchas ocasiones eran poemas.


Esto garantizaba un nivel de irritación ya que en el momento que sus amigos se familiarizaran con el juego, este dejaba de funcionar. Otra particularidad que tenía el virus era que si había contacto con otros disquetes, se copiaba el virus e infectaba el contenido que tenía ese dispositivo de almacenamiento.


Skrenta era conocido por sus compañeros y amigos por realizar bromas impertinentes, ya que a la hora de compartir software y videojuegos, solía alterar los disquetes de sus compañeros para incluir comandos que apagaran el ordenador o mostraran mensajes por pantalla.


Pasado un tiempo los amigos de Richard aprendieron que no debían permitir a su amigo que tocara sus discos. Skrenta creo Elk Cloner solo para para molestarlos sin necesidad de acceso a los discos.


Según los informes de la época, el virus infectó con éxito disquetes de la mayoría de los conocidos de Skrenta, incluyendo a su profesora de matemáticas. Gran parte del éxito fue el desconocimiento del problema potencial que suponía y la total ausencia de antivirus en esa época, la limpieza era posible, pero solo tras una elaborada eliminación manual.


Referencia y Créditos:
3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page